viernes, 19 de junio de 2020

Concentración en defensa de una sanidad pública, andaluza, universal y de calidad



Concentración en defensa de una sanidad pública, universal y de calidad 📣

📅 Sábado 20 de junio

⌚11:00

📍Mercado de Los Ángeles 

Organizan: IZAR, Nación Andaluza y PCPA.

lunes, 18 de mayo de 2020

Concentración este sábado en el Zapillo: ¡la crisis que la paguen los capitalistas!





SÁBADO 23 MAYO, 8 DE LA TARDE. CONCENTRACIÓN EN EL PALMERAL ZAPILLO, JUNTO PASEO MARITIMO
“ES EL MOMENTO DE HABLAR ALTO Y CLARO Y DE LUCHAR”

La crisis económica y social que el capitalismo ya arrastraba, se ha agudizado con la pandemia del coronavirus. El paro, la precariedad, la falta de recursos, está machacando a la clase trabajadora y a los sectores populares.  Y particularmente en nuestra Andalucía por la dependencia colonial que padecemos.
Y esta vez, Almería tampoco se libra. Ha sido la provincia andaluza donde más aumentó el paro durante el último mes. En abril, el número de parados registrados en el SEPE en Andalucía llegó casi al millón de personas. El 45,8% de la subida del paro en todo el estado español, se concentró en Andalucía. Siendo Almería la provincia andaluza que en términos relativos más aumentó el paro, un 7,16%.

Desde el Gobierno de Madrid no se han aplicado medidas realmente contundentes y necesarias para paliar la crisis. Trabajan a las órdenes del gran capital y además han maniatado los intentos de contestación y de respuesta de los sectores más combativos, permitiendo eso sí, que la extrema derecha campe a sus anchas. Y nada podemos esperar tampoco del gobierno de la Junta de Andalucía, representante de los intereses de los sectores más reaccionarios  de la oligarquía andaluza, además de que como institución, la Junta de Andalucía, está vacía de toda soberanía.

Cada día es más evidente para qué nos quiere el capitalismo españolista, para ser jornaleras mal pagadas, para estar parados y mendigar una “ayudita”, para ser quienes con trabajos precarios y de temporada, sirvamos a los turistas europeos y de países ricos. Mientras, todos los beneficios y los impuestos que se llevan y que pagamos a las grandes empresas en Andalucía, van a la Comunidad de Madrid y a otras zonas del estado.

Desde Nación Andaluza decimos claramente que no queremos volver a la normalidad, la normalidad es la responsable de que hayamos llegado en estas condiciones. Los ricos cada vez más ricos,  mientras a la clase trabajadora, sobre todo a las mujeres, nos espera precariedad, temporalidad, desahucios, recortes en derechos sociales, no poder llegar a fin de mes. Por no hablar de la contaminación y destrucción constante de nuestro medio ambiente, del abandono de nuestros mayores, de los ingentes gastos militares y las guerras. A esa normalidad no queremos volver.

Estamos a tiempo de pararlo. De que no ocurra como en la crisis del 2008, que la pagamos las trabajadoras y salieron ganando la banca y los grandes empresarios. Es el momento de levantarnos, de salir a la calle, de decir que no, de organizarnos y de luchar.

Por eso os convocamos desde NACIÓN ANDALUZA, el PCPA Y EL SUA este sábado 23 de mayo, en Almería capital, a las 8 de la tarde, a concentrarnos en El Palmeral del Zapillo, junto al Paseo Marítimo. La concentración está comunicada en tiempo y forma a la Subdelegación del Gobierno y quienes acudamos guardaremos las distancias recomendadas, así como deberemos ir provistos de mascarillas.

NO PODEMOS DEJARNOS EXPLOTAR Y SOMETER
LUCHEMOS EN EL PRESENTE, PARA PODER CONQUISTAR EL FUTURO

ASAMBLEA LOCAL DE NACIÓN ANDALUZA - ALMERIA

viernes, 8 de mayo de 2020

39 ANIVERSARIO DEL CASO ALMERIA, SIGUE SIN CERRARSE





Desde la asamblea local de Nación Andaluza en Almería, en el 39 aniversario del asesinato de Juan Mañas, Luis Cobo y Luis Montero, el conocido como Caso Almería, queremos seguir denunciando la impunidad de la que han disfrutado todos los guardias civiles implicados y la no asunción de la verdad de los hechos y por tanto la falta de reparación y de justicia hacia los asesinados y sus familias.
 
Pero no sólo las decenas de guardias civiles que intervinieron directamente en el crimen son los responsables. En ese momento ninguna institución del estado español reconoció los hechos. Es más, tomaron partido por los criminales, llegando en años posteriores los gobiernos españoles, tanto de la UCD cómo del PSOE, a compensar con dinero público de los fondos reservados a los guardias civiles implicados. 

Militantes hoy de nuestra organización, Nación Andaluza, que formábamos parte en aquellos momentos posteriores al crimen del Comité de Solidaridad de Almería con la familia de Juan Mañas, conocemos muy bien la represión policial que tuvo que soportar la familia de Pechina y todas aquellas personas que formábamos parte de dicho Comité. Así como el silencio y pasividad de la mayoría de personas y organizaciones que se hacían llamar demócratas, tanto de izquierdas como de derechas.  

Auténtico crimen de estado. A día de hoy, los “progresistas” Pedro Sánchez y Grande Marlaska y sus gobiernos, siguen sin considerar a los tres jóvenes como víctimas del terrorismo, encubriendo el crimen, al no permitir que se abra la documentación y que se llegue hasta el fondo en el conocimiento real de los hechos.
Franco murió en su cama, Billy el Niño acaba de hacerlo en una cama de hospital con todas sus medallas. Fascistas y torturadores no sólo no fueron perseguidos, sino que fueron condecorados. Esta es la realidad del Régimen del 78. 

Hoy 39 años después seguimos exigiendo justicia y reparación. Queremos acompañar y estar de corazón con la familia Mañas de Pechina y con las familias de Santander. Y afortunadamente hay algo que el poder no ha conseguido, que es borrar nuestra memoria, ni nuestros deseos de luchar por un mundo nuevo. Y en esa Andalucía libre con la que soñamos, y en la lucha por su consecución, siempre nos acompañaran Juan Mañas, Luis Cobo, Luis Montero, Javier Verdejo, García Caparrós y todas aquellas compañeras y compañeros que han caído bajo la represión del estado español.  

Asamblea local de Nación Andaluza - Almería 

En Almería, a 8 de mayo de 2020.

martes, 31 de marzo de 2020

El covid-19 y su repercusión en la clase obrera almeriense


La crisis motivada por la pandemia del Covid-19 ha puesto de manifiesto la ineficacia del Estado español y de todo su sistema sanitario y económico.
La medidas adoptadas en el “Estado de alarma” decretado por el gobierno español, están motivadas más por intereses políticos y económicos de las clases dominantes que por las necesidades sanitarias de la población:
  • -Centralización del Estado tras asumir competencias de las autonomías.

  • -Militarización de la crisis y de la sociedad, dotando al ejército de competencias policiales sobre la población civil.

  • -Restricciones a la movilidad de las personas , excluyendo a las trabajadoras y trabajadores de las grandes empresas, poniendo en riesgo la vida de los mismos y de sus familias.

  • -Medidas económicas que favorecen a las grandes empresas y a la banca, facilitándoles el despido de trabajadores y la obtención de préstamos avalados por el Estado.

  • Nos “venden” la prohibición de despidos, cuando el único cambio consiste en considerarlos improcedentes en vez de nulos, con lo que el empresario deberá indemnizar con una cantidad mayor al trabajador despedido durante el Estado de alerta. Otra de las medidas estrella para “favorecer” a la clase trabajadora es el “permiso retribuido”. Otra gran mentira puesto que el trabajador deberá recuperar las horas no trabajadas durante el periodo de cierre de la empresa.
Estamos asistiendo a un nuevo “rescate” de la banca y de las empresas del Ibex 35 tras “paralizar” a la población mediante el miedo inoculado por los medios de comunicación del sistema. Un rescate que soportaremos la clase  trabajadora con nuevos recortes para pagar el endeudamiento provocado por esta nueva inyección de capital.
La gestión sanitaria de la crisis, ha puesto de manifiesto que las políticas privatizadoras de la sanidad y de los servicios públicos causan muerte y sufrimiento a las clases más desprotegidas. La falta de personal sanitario, de camas hospitalarias y de material de protección está causando infecciones y muertes, mientras la sanidad privada continúa ejerciendo su lucrativo negocio.
La falta de soberanía de Andalucía en la toma de decisiones para evitar el contagio está siendo uno de los motivos por los que no se están adoptando las medidas necesarias. Cuando la Comunidad de Madrid, principal foco del coronavirus, decreta el cierre de colegios, 62 países habían cerrado sus fronteras a viajeros procedentes del Estado español para evitar el contagio. Ni el gobierno central quiso evitar la salida de madrileños, ni la Junta de Andalucía pudo evitar que llegaran a nuestras ciudades. Miles de madrileños viajaron a su segunda residencia en las costas andaluzas provocando que la pandemia avanzara en Andalucía. Las consecuencias las notaremos en las próximas semanas cuando más andaluzas vayan llegando a las urgencias hospitalarias.
En la provincia de Almería nos encontramos con sectores de la población laboral en riesgo de contraer la infección al no pararse la actividad económica ni contar con las pertinentes medidas de seguridad:
Este el el caso del sector agrícola donde una gran cantidad de trabajadores y trabajadoras bajo plástico arriesgan a diario su vida al no contar con material de protección ni implementarse ningún protocolo sanitario que evite el contagio. Especial mención hay que hacer a las circunstancias vitales de un gran número de inmigrantes que trabajan en nuestra provincia, especialmente en el campo de Nijar y en el Poniente, donde viven hacinados en infraviviendas que no cuentan con luz ni agua corriente, careciendo también de asistencia sanitaria. No solo han sido abandonadas por el Estado; ni ayuntamientos ni Diputación se han preocupado por mejorar las condiciones de vida de estas personas.
Las trabajadoras y trabajadores del manipulado de frutas y hortalizas continúan con el mismo ritmo de trabajo, trabajando en muchos casos más de 10 horas diarias sin medidas de seguridad ni material de protección.
A estos sectores de riesgo, hay que añadir a otros muchos. Además de la falta de material de protección a los profesionales sanitarios de los hospitales de la provincia, la clase trabajadora de la provincia de Almería, al igual que la clase trabajadora del resto de Andalucía y del Estado español, está sufriendo una “avalancha” de ERTEs que puede ocasionar un brutal aumento del desempleo cuando se decrete el final del Estado de alarma. Nos tememos que estos ERTEs sean utilizados para hacer recortes de plantilla permanentes.
Pequeñas empresas, autónomos y trabajadoras sin protección van a ser los sectores que peor van a salir de la crisis, especialmente las trabajadoras del servicio doméstico y de cuidados que no cuentan con prestación por desempleo por no cotizar sus empleadores. Este gran colectivo de personas que si no trabajan no cobran, están sufriendo un situación de desprotección impropia de un Estado que se dice “social”.
No esperamos nada de este gobierno ni de otros que pudieran venir dentro de este Régimen capitalista y españolista, porque todos han dado muestras de que sus intereses están con la “gran” patronal y no con la clase obrera ni con las clases populares. La solución a la crisis sanitaria y a la crisis económica que se nos avecina está en la autoorganización de la clase trabajadora y en la lucha por nuestros derechos y por la soberanía económica, pues es la única forma de arrancarle al capital una vida justa y digna.
Si algo estamos aprendiendo de esta crisis la clase trabajadora andaluza es la necesidad de soberanía para defender nuestros intereses y la salud de nuestra población. Si el Estado español no puede garantizar una sanidad pública y de calidad en Andalucía, deberemos ser las andaluzas quienes pongamos soluciones en base al derecho de autodeterminación.
¡POR UNA SANIDAD PÚBLICA DE CALIDAD!
¡POR LA SOBERANÍA ECONÓMICA DE LA CLASE TRABAJADORA!
¡INDEPENDENCIA Y SOCIALISMO!

Asamblea local de Nación Andaluza - Almería


miércoles, 4 de marzo de 2020

Presentación del libro Solo Vivir y el documental 18+1 | 5.3.2020




Sara Montesinos y Martí Albesa son dos periodistas de Cataluña que profesional y voluntariamente han estado en los puntos más calientes de las rutas migratorias de entrada a Europa, tanto en el 2016 en los campos de refugiados de Grecia como en la frontera sur andaluza. También conocen la situación de los menores extranjeros no acompañados que desde lugares como Almería acaban recalando en Cataluña.

 A través de documentales, libros, artículos ...  Sara y Martí generan por donde van inquietud y debate y sobre todo conciencia crítica.
Para todas aquellas personas sensibles a la situación de las personas migrantes, tenemos la posibilidad este jueves de escuchar y de compartir experiencias con Sara y con Martí.
Por todo ello os animamos a que asistáis y participéis en este acto que se celebrará el próximo jueves 5 de marzo a las 19,30 en el CAP Javier Verdejo.

domingo, 23 de febrero de 2020

Concentración antifascista ante la presencia de símbolos fascistas en la ciudad


Esta mañana se han concentrado en la puerta de la Catedral de Almería, bajo los símbolos fascistas que adornan la fachada principal de este edificio (yugo y flechas sobre el nombre de Jose Antonio Primo de Rivera), convocados por Almería Antifascista, en la que participan las organizaciones CNT, NACIÓN ANDALUZA e IZAR, para protestar contra la presencia de símbolos fascistas en edificios y calles de la ciudad, principalmente en edificios propiedad de la Iglesia Católica.

Las concentradas han denunciado los diferentes símbolos franquistas que todavía perduran en Almería, así como las inmatriculaciones de edificios históricos que ha realizado la Iglesia cuyo propietario es el pueblo andaluz, como la mezquita de Córdoba; o la permanencia de la tumba del General Queipo de Llano, conocido por la crueldad que desplegó por toda Andalucía, en la iglesia de la Macarena en Sevilla. El acto terminó con la lectura de un poema contra la barbarie sangrienta que se desplegó en esta comunidad.

Como viene siendo habitual en actos convocados por organizaciones antifascistas y anticapitalistas, la policía española tardó en llegar para dar tiempo a un reducido grupo de fascistas, portando simbología fascista, a insultar, amenazar y a intimidar a las asistentes a la protesta, sin que posteriormente fueran expulsados de la plaza a pesar de que no tenian permisos para realizar acto alguno, y menos para un contra-acto.

Lo más llamativo fue que la policía española impidiera a un periodista tomar fotografías del acto y desarrollar su trabajo. Hassan, periodista profesional con una larga trayectoria en Almería y en distintos paises, es el director del diario digital “Andaluz New” y uno de los pocos medios que se hace eco de las actividades políticas y sociales que se salen de los márgenes impuestos por el sistema, rompiendo la invisibilidad con la que la mayoría de medios almerienses someten a las organizaciones que trabajan a extramuros del sistema.

Los sucesos acaecidos esta mañana en la Plaza de la Catedral de Almería, muestran una vez más la complicidad entre las fuerzas represivas del Estado español y las bandas fascistas que hacen el trabajo sucio a las cloacas del Estado.

Texto leído al finalizar el acto:

Hoy venimos aquí a denunciar que en la fachada de la Catedral, ante el Obispado y con su beneplácito y el de la jerarquía católica, tenemos que soportar escrito sobre la piedra, la visión del nombre de un fascista, como José Antonio Primo de Rivera y de un símbolo franquista como es el yugo y las flechas.

Y no solo aquí, también en el Convento de las Puras y en iglesias de la provincia de Almería siguen existiendo cruces, placas, escudos, que recuerdan a los caídos por Dios y por la patria, es decir, a los vencedores, a los caciques, a los poderosos, mientras se silencia y se mantienen en cunetas, en fosas comunes a miles y miles de obreras, de maestros, de intelectuales, de sindicalistas, de comunistas, de anarquistas, de andalucistas, asesinados por la barbarie fascista a raíz del golpe de estado de 1936 y por los cuarenta años de dictadura franquista, reencarnados en estos momentos en el régimen borbónico del 78.

La connivencia de la iglesia católica, en Andalucía, con el franquismo en su momento, y con la derecha en estos momentos de VOX, PP y Ciudadanos ha sido y es total. Sólo recordar como aún continúan y son bendecidos por la Iglesia los restos del general golpista Queipo de Llano en la basílica de la Macarena en Sevilla. La complicidad con la iglesia y el nacionalcatolicismo de la Junta de Andalucía del PSOE, durante todos los años que ha gobernado, ha sido también tremenda. La pasividad ante la inmatriculación de miles de inmuebles, cuyo ejemplo más evidente es el de la Mezquita de Córdoba, así lo atestigua. Han permitido que las autoridades eclesiásticas gestionen y cobren millones de euros por las entradas al monumento y hasta le cambien el nombre de Mezquita, a una obra de arte de nuestro pasado andalusí y que debería en estos momentos de pertenecer a todo el pueblo andaluz, por no hablar de las subvenciones a cofradías y entidades religiosas, la participación de autoridades en el ejercicio de sus funciones en actos religiosos, la ampliación de conciertos educativos con instituciones católicas. Todo ello hoy en línea con las ideas de la extrema derecha de una sociedad regida por los principio de la iglesia católica y con un papel predominante de esta en la vida de las andaluzas.

Por todo ello decimos basta ya, basta de que la iglesia intervenga en nuestras vidas y basta de que apuntalen la sociedad patriarcal, jerárquica y clasista.


Contra acto del fascismo almeriense
FUERA LOS SÍMBOLOS FASCISTA DE NUESTRAS CALLES
POR UNA ALMERIA LIBRE DE MACHISMO, RACISMO Y FASCISMO

Publicado en La otra Andalucía x Alí Manzano